Cómo endurecer la lechada y evitar que se eche a perder

Como bien sabeis si 'lechais' el pavimento después del abrasivo de 120 algunas veces el cemento no queda duro, sobretodo si el día es ventoso, dicha lechada se nos transforma en polvo y todo el trabajo se ha ido al garete.

   Para que esto no suceda mezclaremos la lechada con látex, de esta manera le daremos a la lechada una consistencia sin igual, y evitaremos que se nos convierta en polvo.

  Este producto podemos encontrarlo en cualquier distribuidor de material de construcción, podemos pedir Sika Latex, Puma Latex, Ardex Latex... Pruébalo, y ya nunca más echarás lechada sin látex